Diplomado Medicina Complejidad

  23 de mayo de 2019

  A la memoria de Germi
1 de mayo de 1933 - 9 de mayo de 2019

Cuando iniciamos este diplomado, dimos a conocer que su construcción era un sencillo, modesto y muy sincero homenaje a dos figuras señeras: Germinal Cocho Gil y Alberto Lifshitz Guinzberg.

Germi tenía una costumbre, que a quienes lo conocimos no nos resultaba extraña: dejaba una conversación sin concluir, dando media vuelta se retiraba, otras veces en eventos o sesiones se retiraba sin avisar; sabíamos que algún pendiente rondaba en su genial pensamiento. Ya lo iría a plasmar en algún escrito, en algunas ecuaciones o en su pizarrón atiborrado de anotaciones.

Siguiendo su costumbre, otra vez se fue, y otra vez, sin avisar. Sólo que esta vez duele, y duele mucho. En esa implacable dialéctica de vida/muerte, luces/sombras, se quedan con nosotros su sabiduría, su sonrisa, las mañanas o tardes de aprendizaje en su cubículo, su presencia en las sesiones, su peculiar manera de tratar la formalidad, se quedan con nosotros sus luces (porque no le conocimos sombras), sus proyectos, su tesón, su humanismo y sus aspiraciones de la construcción de un mundo mejor, de una sociedad más justa.

Hoy seguramente nos diría: "bueno, pues aquí andamos".

Parafraseando a un tal Tomás Borge, extinto comandante de la revolución sandinista, "Germi es ya de los muertos que nunca mueren".





 Diplomado 2020     

 Objetivos y requisitos de admisión    

  Quiénes somos 

 Profesores participantes  



 



  Enlaces

 Sitios web     

  Otros eventos 

 Mesa de clausura (2015):
    "Biocomplejidad" 

 Panel-foro de clausura 2018    

  Archivo generacional               

[2010]   [2011]   [2012]   [2013]  

[2014]   [2015]   [2016]   [2017]

[2018]   [2019]  

  Acervus

 Presentaciones electrónicas      

 Acervo (modularmente)             

 Acopio reciente      

 Libros de la Academia
      Nacional de Medicina      


 
Biocomplejidad: facetas y tendencias (2019)

 







Nuestras ideas son solamente instrumentos intelectuales que utilizamos para penetrar en los fenómenos, debemos cambiarlas cuando han servido a su propósito, como cambiamos una lanceta cuyo filo ha sido mellado por el uso prolongado.

Claude Bernard
                                                  

En efecto, el paradigma prevaleciente no parece apropiado para explicar muchos fenómenos de la clínica, de la dinámica de las enfermedades, de los desenlaces terapéuticos, de la fisiopatología, de las interacciones durante la comorbilidad, de la evolución de los pacientes. Conviene pues explorar otras alternativas y, sobre todo, intentar aplicar lo que se ha avanzado en la comprensión del mundo complejo, al que ciertamente pertenecen las enfermedades, los enfermos, la sociedad, los medicamentos, la fisiología, la fisiopatología y la farmacología. La especialización sustentada en el reduccionismo ha llegado a su límite conceptual, sobre todo si excluye la transdisciplina, se aferra a fronteras perfectamente definidas, menosprecia cuanto está fuera de ella y, acaso, se vislumbra como territorio y poder, exclusiva y excluyente.

Dr. Alberto Lifshitz Guinzberg